Esta entrada no estará completa sin la banda sonora.




Se ruega al lector de este blog que siga las instrucciones aquí indicadas:
I. Aíslese y póngase unos auriculares.
II. Ajuste el volumen alto.
III. Apriete el botón del play y continúe su visita. 









































Podría estar ocurriendo ahora mismo. 

Una niña acostada en un improvisado dormitorio en el maletero de un Renault 11. 
Pudo ocurrir sólo una vez o muchas, durante horas o un sólo instante. 

El brillo de la noche y las oscuras estrellas me absorbieron el seso. 


No hay forma de volver a aquel momento porque no sé si pasó o si está por pasar.


Cuando quiero recordar esas noches de carretera, sólo siento el zumbido ronroneante del motor 
y la música lejana, el suave folk que escuchaba mi padre.
 Aún me pregunto cómo podía aguantar despierto al volante.

Recuerdo también el movimiento suave sobre el asfalto y mis pestañeos. 

Recuerdo que, tumbada boca arriba jugaba con las estrellas a aguantarles la mirada. 
Pero siempre me ganaban, porque yo veía en ellas a todos aquellos que ya no están 
y lloraba.



No hay forma de volver a aquel momento porque no sé si alguna vez salí de él.















IV. Cierre los ojos y regrese a su propio recuerdo.



5 comentarios:

  1. tengo que reconocer que no lo he hecho tal y como lo has pedido, pero ha merecido la pena! :D

    G

    ResponderEliminar
  2. Woah, qué blog taaaaaan genial, me encanta ü Además, la canción me ha dado justo para llegar al final de la página... magia▲

    ¡Paz!
    http://whatever-lowla-wants.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. es una linda entrada...la canción es agradable junto a las palabras.^^.

    ResponderEliminar
  4. No he podido escuchar la cancióin porque no me va el sonido, pero seguro que es preciosa, me encanta e estilo de tu blog!
    Te sigo :)

    ResponderEliminar
  5. Lo que tienen los recuerdos es que se pueden visitar siempre que se quiera. Algunos son maleables, y crecen con el tiempo; otros se olvidan y de repente vuelven de golpe, con una brisa, un olor; con una canción.
    Seguramente no seamos nada sin ellos.

    Muy bonito el tuyo.

    X

    ResponderEliminar