. . .


El día de antes eterno
el eterno día después,
qué más dá
si tu nombre no te guarda.
Mi nombre no te salva.

Siempre ese punto
negro, blanco
marca profundo
entonces, luego,
suspens
i
v
o
s
.



Summer in the city, Edward Hopper.

1 comentario:

  1. Genial entrada como siempre, Hopper es uno de mis pintores más favoritos. No me canso de ver sus escenas, es como un pedacito de la vida de todas esas personas y las ciudades y lugares que pintó. Es como haber estado ahí, con ellos.

    ResponderEliminar